logo PES | Panamá en Salarios

Una nueva forma de pensar; ¿un nuevo yo?

¿Qué pasaría si por un instante pensáramos que en realidad la forma correcta de manejar un automóvil es de reversa, o que en algún momento de la historia se confundieron los nombres y en verdad los perros son gatos y los gatos son perros?
Crees que podrías hacerte preguntas como; ¿porque el botón del pantalón está del lado derecho y no del lado izquierdo, o porqué el rojo del semáforo significa detente y el verde anda?
Desde que nacemos nos programamos por como debemos de pensar, o por como la sociedad funciona, crecemos asimilando costumbres y creencias de acuerdo con la tradicional oral de nuestros padres y antepasados.
Más sin embargo no sabemos si ese “pensamiento vertical” al que estamos acostumbrados y el que nos han enseñado que es correcto en realidad ayudar a nuestro cerebro a desarrollar nuevas metodologías, nuevas creencias y mayor crecimiento.
Existe algo que se llama pensamiento horizontal o divergente, esta manera de pensar ha probado tener un gran impacto en la vida de las personas que aprenden a desarrollarlo, permitiendo que podamos ver el mundo desde una nueva perspectiva y tomando en cuenta posibles soluciones o razones a situaciones que a través de un pensamiento vertical no lo lograríamos.
El pensamiento horizontal, término que acuño Edward de Bono (psicólogo por Oxford), se considera un método creativo e imaginativo para la resolución de problemas de manera indirecta, organizando de una manera no ortodoxa los procesos del pensamiento, por tanto, empleando estrategias que normalmente no se tendrían en cuenta al hacer uso del pensamiento lógico.
Hablamos pues, de un pensamiento creativo, pero uno que se puede cultivar y desarrollar como una habilidad más, sin tener en cuenta las capacidades personales de cada cual.
Lo normal al afrontar un problema es seguir el camino habitual de pensamiento: un lápiz sirve para escribir, una silla para sentarse, etc. Este método es válido, pero a la vez nos limita, pues constituye un patrón rígido que minimiza el número de posibles soluciones. El pensamiento lateral nos permitiría romper dicho patrón y alcanzar un abanico de posibilidades más amplio, de ideas más creativas para andar diversos caminos alternativos de pensamiento.
Para alcanzar ese camino indirecto e innovador, la técnica del pensamiento lateral propone que mediante provocaciones al pensamiento elijamos una dirección nueva que nos aleje del camino habitual.
El pensamiento, según Edward de Bono, se divide en dos fases: una primera de percepción y una segunda donde se procesan estas percepciones. Este proceso genera unas pautas que suscitan en nosotros un sistema de pensamiento lógico.
No pensemos que las soluciones que encontremos con esta forma de pensamiento creativo serán irreales o sin sentido, al contrario, son totalmente válidas y orientadas a la resolución del problema. El hecho de no haber usado un pensamiento lineal clásico (que sólo puede ir avanzando en sus conclusiones a partir de ideas lógicas igualmente lineales) no resta en absoluto validez ni al proceso ni al resultado.

En cualquier caso, tanto si este método nos acerca a una solución como sino (al igual que puede pasar con la lógica lineal), es evidente que sirve para desarrollar nuestra creatividad e ingenio.
Nos hemos acostumbrado a seguir líneas y pautas que entumecen nuestro cerebro y lo acostumbran a que ante una situación la primera reacción es aquella aprendida por inercia, el que seamos capaces de desarrollar nuestra creatividad e ingenio nos permite que podamos encontrar posibles soluciones a cualquier tipo de situaciones de índole personal o profesionales probablemente con resultados no imaginados.
¿Te atreves a intentarlo? En Panamá en salarios enfocamos nuestras capacitaciones en no solo enseñar a nuestros participantes teoría y contenido sino en ayudarles a desarrollar ese pensamiento horizontal que les permitan ser verdaderos entes de cambio para nuestro país.
Conoce más, investiga, ¡lee y convierte en tu propio ente de cambio iniciando por cambiar tu primero!

¿Cómo es posible pinchar un globo sin que se escape aire y sin que el globo haga ruido?

¡Si quieres conocer más de nuestros programas y como nuestra metodología es enfocado en desarrollar en nuestros participantes el pensamiento lateral solo pregúntanos!

Marcela Villamar
Socio-Directora
Panamá En Salarios